Los 9 retos de la vida que deberías ganar

La vida ha cambiado por completo en las últimas décadas, hoy vivimos en un mundo mucho más complejo, estresante y exigente. La relación con nuestra vida personal, familiar y profesional nos presenta toda una serie de desafíos que a menudo cuestan de controlar. Es por ello que cada vez hay más personas infelices e insatisfechas.

¿Sabías que la tasa de mortalidad debida a suicidios como mínimo duplica a las provocadas por accidentes de tráfico? ¿No te habías enterado? Ya… Este tipo de información no aparece en nuestros queridos y manipulados medios de comunicación.

Pero no te preocupes porque está todo bajo control, lo único que deberás aprender es a dominar tu inteligencia emocional. Esfuérzate a mejorarla y conseguirás que todos los demás ámbitos de tu vida mejoren muy notoriamente. ¡Esto es brutal!

Veamos cuáles son estos desafíos y retos en los cuales deberiamos reflexionar

Pues vamos a ello, el primer y más importante de todos es… No sufrir un accidente con el #kikichallenge 😝 ¡Un poquito de humor! Antes de que sigas leyendo quiero que sepas que sin él la vida es muy aburrida y nosotros no queremos eso ¿Verdad? 😉

El miedo y la inseguridad

Hoy en día son muchas las personas que viven con la sensación de miedo. Miedo al futuro, a la incertidumbre, a ser uno mismo. Temen a perder su trabajo, a no poder pagar las facturas al final de mes, a perder su pareja, a no ser capaces de poder cumplir una cierta meta o creer no ser suficientemente competente para realizar una cierta actividad.

No te preocupes, todo el mundo ha pasado por esto alguna que otra vez en su vida, sin importar lo muy confiado y seguro que parezca de sí mismo. Pero es de vital importancia reconocer cuanto antes nuestros miedos y tomar las medidas suficientes que los minimicen e incluso los eliminen.

Vivir en el miedo, no es vivir. Una vida sin riesgos es una vida aburrida, nada enriquecedora y monótona. Te animo a que empieces a  realizar cambios, convierte tu vida en una película incesante llena de momentos únicos, emocionantes e increíbles. Deja ya de poner la misma canción y prueba con otras.

Seguro que hace tiempo que te ronda por la cabeza la idea de querer hacer algo, pues hoy es tu día, hoy vas a dejar de pensar y la vas a materializar. Vas a… ¿Mandar a tu jefe a la mierda? ¿Irte a vivir a otro lugar? Cambiarás de aires ¿Realizar el viaje que siempre has querido? ¿Apuntarte al gym? ¿Empezar a ser tú mismo?

Imagina cómo podría cambiar tu vida llevando a cabo aquello en lo que estás pensando. ¡No aplaces más tu vida!

Lo quiero ahora

Hoy en día lo queremos todo y lo queremos ya. Quiero una casa grande, un buen coche, un ocio mayor y mejor. Cada vez más se observa en la sociedad una creciente tendencia hacia el consumismo. Las posibilidades que se nos ofrecen para poder conseguir todos nuestros caprichos son infinitas. ¿Quién no ha pedido un préstamo, a usado la tarjeta de crédito para pagar algo cuando no disponía del dinero, e incluso financiado un viaje que todavía continuas pagando? Los gastos que conllevan este estilo de vida son muy elevados y lo peor de todo ello es que no nos damos cuenta. Bueno sí, justo en el momento en el que prácticamente la totalidad de nuestro sueldo va dirigido a pagar nuestros desfases con sus respectivos altísimos intereses añadidos. ¿Te viene de nuevo? El placer de la inmediatez sale muy muy caro.

Ya no basta trabajar duro y hacer muchísimas horas extras. La única manera de sobrevivir consiste en reeducarnos y reinventarnos. Tienes que cultivar y desarrollar tu mente, te permitirá adaptarte a los nuevos cambios y aprovechar las nuevas oportunidades.

Invierte en un mañana y no te centres únicamente en el hoy. Las estadísticas indican que por lo menos vivirás hasta los 82 años. No me vengas con el cuento de que hoy estás y mañana podrías no estarlo, entoces tampoco estudiarias ni

Esto es igual de válido para tu salud, tu matrimonio, tus relaciones familiares y tus necesidades sociales.

Disfruta como si no hubiera un mañana y piensa como si fueses inmortal

Culpa y victimismo

Cuando nos enfrentamos a un problema o simplemente nos equivocamos, a menudo culpamos a los demás y al entorno de nuestra situación. Es entonces cuando adoptamos el papel de víctima, la sociedad es adicto a él, tú probablemente también lo seas. Si mi hijo fuese más obediente… Si mi jefe no fuese tan exigente… Si tuviera más tiempo… Si tuviera más dinero… Si hubiese nacido en… Si la economía del país estuviese mejor… Si no hubiese tanto paro no estaría desempleado… Hay que dejar de culpar ya y ser responsables de nuestra propia situación. Es nuestro deber buscar una solución creativa para abordar estos retos. En el momento en el que te des cuenta que tu situación actual depende únicamente de ti

Falta de equilibrio existencial

Desesperanza

¿Y yo qué?

En esta sociedad se nos ha enseñado que si queremos lo mejor, tenemos que ser el número uno. Por eso la vida se nos presenta como una competición, compañeros de trabajo, amigos e incluso algunos familiares son los participantes. 

Eso digo yo, yo quiero ser el número uno yo quiero ganar.

El profundo deseo de sentirse comprendido

No hay nada más importante en el ser humano que la necesidad de sentirse comprendido. De saber que alguien te escucha y es capaz de identificar tus pensamientos y sentimientos.

¿Te ha pasado alguna vez que alguien ha restado importancia a algo que sientes y no ha prestado atención a tus ideas? Seguramente que muchas y muy a menudo.

La simple comunicación entre personas no basta, se requiere de una atención a las palabras que la otra persona nos está diciendo. Es muy habitual estar preparando lo que vas a decir en tu próxima intervención antes que la otra persona haya terminado de hablar. Lo único que te interesa eres tú y tus problemas. Así que la próxima vez que hables con alguien, presta absoluta atención a lo que te digan e intenta entender. Ya verás como mejorarán tus relaciones sociales y así conseguirás ser mucho más feliz.

Escucha, no oigas.

Conflicto y diferencias

Estancamiento personal

Si te ha gustado este artículo, compártelo con las personas que consideres que les puede ayudar. No te cuesta nada y podrás mejorar la vida de otras personas.

«La vida es muy corta para pensar en pequeño»

Site Footer

Sliding Sidebar

Sobre mi

Sobre mi

4 de diciembre de 1997, Barcelona, España. Curioso por naturaleza, lleva siendo autodidacta prácticamente desde que nació, inquieto por todo aquello que le pudiera aportar valor a su persona y al resto. Interesado en el mundo de la emprendimiento, montó su primera empresa de Hosting Web a los 17 años.

Encuéntrame en